Grasa o Azúcar ¿ existe un culpable?

sugar vs fat editada
Jun 15 , 2017 No Comment Notas,Planificación de alimentos

En los últimos años, se ha buscado el responsable de la obesidad, sin embargo, la obesidad es una enfermedad multifactorial: interviene la genética, el sobreconsumo de alimentos, el entorno que facilita el acceso a las comidas, la inactividad física, así como otros factores ambientales. Cuando se detiene la mirada sobre la calidad de los alimentos que se consumen a diario, la primera pregunta que surge es: Existe un culpable? 

La respuesta es: debemos pensar en alimentos como un todo, no como nutrientes aislados. Definitivamente no comemos azúcar o grasa solas, sino que ambos nutrientes se combinan para preparar distintas comidas. Cuántas cucharadas de azúcar podrías consumir si tuvieras libre acceso a la misma; o ¿cuántas cucharadas de aceite, crema o manteca sola comerías? Sin embargo, cuando se combinan para preparar helados o crema chantilly generan una sensación indescriptible de placer en el paladar. La combinación de azúcares y grasas se denomina “carbograsas”. Las mismas estimulan el “centro de recompensa” en el cerebro liberando dopamina, un neurotransmisor que brinda placer y sensación de bienestar. Para contrarrestar el stress muchas personas “utilizan” la comida para sentir placer.

En los últimos años se ha incorporado una mirada estricta en el consumo de azúcares. La OMS redujo a 50 gramos diarios el consumo de azúcar, presente en gaseosas, jugos, golosinas, miel, mermeladas, etc. Sin embargo, algunos autores recomiendan limitar, además, la fructosa presente en las frutas frescas, o bien la lactosa presente en los lácteos por considerarlos “nutrientes conflictivos”. Las frutas, junto con las verduras se recomiendan como base fundamental de la alimentación, al igual que se sugiere incorporar lácteos descremados (excepto en personas con intolerancia a la lactosa). No es lógico eliminar este subgrupo tan importante que además de energía (de la mano de la fructosa) brinda antioxidantes, fibras, agua, minerales y vitaminas

En conclusión, No se recomienda eliminar grupos de alimentos, dado que NO existen “responsables únicos y aislados” de la obesidad. El aporte calórico total de una comida define la cantidad de energía que se incorpora. Las grasas o bien los azúcares son determinantes del aumento de peso solo si su consumo es excesivo en el marco de una comida que además aporta otros nutrientes (carbohidratos y proteínas), sin olvidar que el consumo de alcohol puede ser un determinante del sobrepeso así como la inactividad física

Comentar

Comparte tu comentario.